¿Cuánto de indispensable eres para tu empresa?. Ser empleable hoy en día no es una opción, es una necesidad.

Hola compañeros;

En el artículo de este mes de Diciembre me gustaría hablaros sobre un tema que para mí es fundamental en la vida de cualquier profesional, con independencia de cuál sea su trabajo actual y o futuro y es el de prepararse y formarse continuamente para ser mejor profesional cada día. Es lo que habitualmente se conoce con el término de  “empleabilidad”  y que quizás ahora mas que nunca esté de moda, pero que siempre ha existido. Recuerdo las sabias palabras que mi padre me decía cuando era un niño y empezaba la EGB:

 

“Hijo empiezas un camino de no parar, uno no debe dejar nunca de estudiar y aprender, si no quiere quedarse el último”.

 

Para mí esta frase no era más que el  típico sermón de cualquier adulto, que siempre te está diciendo lo que tienes y lo que no tienes que hacer cuando eres un crío, pero efectivamente y solo con el transcurrir del tiempo, uno descubre que las cosas tienen un sentido y un porqué y que aquella frase que interiorice y que a posteriori me ha guiado en mi vida, me ha permitido conseguir muchas cosas de las que ahora puedo disfrutar.

También es cierto que a lo largo de la vida, uno se encuentra con personas que restan importancia, no entienden o no le dan valor al hecho de que una persona que ya tiene un trabajo y que quizás pudiera acomodarse, decida seguir formándose y mejorar cada día. La realidad y es que aludiendo al termino de empleabilidad hoy en día, en un mercado cada vez más competitivo, más convulso, más rápido, si queremos ya no solo conservar nuestro puesto de trabajo sino ser indispensables para la empresa en la que trabajamos, pasa por seguir mejorando cada día como profesionales y como personas y en ello tiene mucho que ver la formación y el continuar aprendiendo y estudiando.

Quizás algunos recordaréis, la frase de un programa infantil que se titulaba la Bola de Cristal allá por los años ochenta que decía: “Si no quieres ser como estos, ¡lee!.

Os dejo el link donde podréis ver el vídeo al que hago referencia y que espero os traigan tan buenos recuerdos como a mí. En ese programa de hace mas de treinta años ya se hablaba de empleabilidad, aunque en términos quizás menos sofisticados que en la actualidad, pero que trataban de instruirnos en lo mismo, en la importancia de ver la vida como un aprendizaje continuo y en aquel caso a través del hábito de la lectura.

Pero; ¿por qué es importante la empleabilidad?. Básicamente porque puede llegar un buen día, que nuestra empresa prescinda de nuestros servicios y es entonces cuando uno se encuentra sin trabajo y con el shock de una noticia como puede ser un despido y miles de preguntas en tú cabeza de que vas a hacer ahora; estemos preparados para volver al mercado laboral lo antes posible y en las mejores condiciones.

No debemos olvidar que hoy en día vivimos en un mercado donde hay muchos jóvenes extraordinariamente preparados que hablan incluso varios idiomas, también profesionales con amplia experiencia y habilidades, que compiten también por un puesto de trabajo como tú. Así que hazte un favor y pregúntate: ¿Cuánto de indispensable eres para la empresa? ¿Cuál es el valor que estas aportando a tu empresa más allá del salario?. ¿Eres un valor al alza o por el contrario estas en obsolescencia?.

En cualquier caso y eso es lo importante, todavía estas a tiempo si descubres que pudieras ser prescindible por otra persona quizás mejor preparada y ya no digamos nada si además de una forma más económica. Así pues amigo, mi recomendación es que sigas formándote.

En mi vida profesional prácticamente cada año he tratado de formarme en algo, es una forma de cuidarme e invertir en mí mismo. El próximo año ya tengo la matrícula para un curso de formación de fin de semana que me capacite para ser mejor directivo, mejor coach, mejor profesional y también mejor persona. Es probable que alguno pueda pensar que claro no todo el mundo tiene dinero para hacer un máster, un curso de postgrado,…etc., no pasa nada, porque también hay multitud de cursos gratuitos, en los que uno puede inscribirse y aprender. Por ejemplo; formación sobre nuevas tecnologías, uso de redes sociales, donde hay un claro déficit de gente preparada y cada vez hay mas demanda por parte de las empresas en el sector de la tecnología. También está la opción de asistir a conferencias, entrar a formar parte de un grupo de Networking en tu ciudad,… etc. Lo importante es estar rodeado de conocimiento, absorberlo y practicarlo!.

 

“El que aprende y no practica lo que sabe es como el que ara y no siembra”.

(Platón)

 

Se dice que uno es el resultado de las cinco personas con las que pasa más tiempo, pues bien recuérdalo y ten en cuenta que los libros son también la vida de muchos autores y profesionales que nos pueden transmitir ese conocimiento, que nos hagan dar un salto extraordinario en nuestras vidas profesionales.

Hoy en día todo está en los libros, cualquier problema, cuestión que uno se plantee, está en los libros. Recuerdo un jefe que me decía: “nano (chaval) no inventes”, sin embargo yo os aconsejaría: nano inventa, pero primero busca en los libros, porque seguro ya existe una solución, una respuesta, una explicación a muchas de las cosas que puedas desconocer.

Para mi otro hecho que influye mucho en esa actitud de aprendizaje es el hábito a la lectura, ya desde pequeños a nuestros hijos. La lectura es el camino para el aprendizaje y el desarrollo. Además que destines parte de tu tiempo y recursos económicos a seguir aprendiendo, hará que seas el ejemplo en el que puedan reflejarse tus hijos. Porque seamos sinceros; si tú no mejoras, ¿con qué legitimidad le pides a tus hijos que lo hagan?. Si tú no lees nada, ¿crees que tus hijos van a leer porque tú se lo digas?.

Debo admitiros que durante mi infancia, los libros no eran mis mejores amigos, fundamentalmente porque me obligaban a leer libros que no tenían sentido o al menos yo no veía la utilidad que podrían tener para mí en aquel entonces. No dejes tu educación y la de tus hijos, en manos del ministerio de educación, porque ya estás viendo las consecuencias…

El hábito se consigue poco a poco y a nadie se le ocurre (o quizás si) darle a sus hijos pequeño el Quijote de Miguel de Cervantes o la Celestina, con el permiso de sus queridos autores, porque lo más probable es que acaben odiando los libros, sin embargo un buen cómic, un cuento infantil, lo que hace es que tu hijo haga volar su imaginación, se divierta y pueda servir incluso para emular a su padre sentándote a su lado, mientras él lee cosas más serias como la prensa económica, como fue mi caso.

Con el tiempo sin embargo me he convertido en un devorador de libros de desarrollo personal y profesional y como podréis ver por mi publicación un firme convencido de la importancia de la formación continua y la lectura hasta tus últimos días.

 

“Vive como si fueras a morir mañana. Aprende cómo si fueras a vivir siempre”.

(Gandhi)

 

En cualquier caso y retomando el tema de la formación, recuerda que la diferencia la marcas tú y la diferencia entre una persona y otra es lo que saben y como lo ponen en práctica. Así que hazte un favor destina todos los años una pequeña partida de tu sueldo, ahora que puedes a tu formación, seguro que no lo lamentarás. Decide tú cuanto.

Piensa en todas las cosas en las que malgastamos el dinero muchas veces y que poco invertimos en nosotros mismos, no cometas el error de un principiante, cuando lo más importante eres tú. Vivimos en un tsunami y un mundo tremendamente competitivo, del que solo estando preparados, saldremos victoriosos. ¿Quieres ser uno de ellos?.

Ah y por si alguno todavía tiene otra objeción, como la de que no tiene tiempo, te invito a que si haces un resumen de la cantidad de tiempos muertos, perdidos a lo largo del día, de los meses y del año te darás cuenta que podrías convertirte en un experto en cualquier materia, solo es necesario saber aprovecharlo.

Llévate siempre contigo un libro de papel, un ebook, un audio libro, o tu smartphone donde puedes además de leer, ver vídeos,…etc. Hay miles de horas muertas como por ejemplo en el tren, cada vez que coges un avión, cuando vas al trabajo especialmente si vives en ciudades como Madrid por ejemplo, puedes escuchar cualquier cosa que te interese durante el largo recorrido al trabajo,…etc. La suma de todos esos minutos, te ayudará a catapultarte al próximo nivel, al de los mejores. No los menosprecies y aprovéchalos!.

Por último me gustaría señalar que aprender no es solo una cuestión de horas de formación presenciales o no, sino es también una cuestión de humildad ante la vida. Solo podemos aprender, cuando reconocemos que hay cosas que desconocemos y que no sabemos todo en la vida y que siempre hay alguien que sabe más que nosotros. Es todo una cuestión de actitud y en eso ya sabes que el protagonista y el máximo responsable eres tú, pero eso ya sería cuestión de otra publicación.

Gracias por seguirme y recuerda enviarme tus comentarios a info@blogcoachjgd.com, estaré encantado de responderte y ayudarte en lo que precises.

Un fuerte abrazo y espero que hayas disfrutado con la lectura de mi artículo.

También puedes leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *