DESCUBRIMOS EL CÓDIGO SECRETO DE LAS EMPRESAS SALUDABLES.

Estimados compañeros:

En el artículo de este mes trataré sobre un tema que resulta de elevado interés a muchas empresas, por las consecuencias no solo económicas sino también sociales y laborales que representan una mala gestión y es la del absentismo. El absentismo no es solo una responsabilidad de las personas que trabajan en el Departamento de RR.HH., sino que cualquier persona que gestiona un equipo debería considerar el KPI absentismo, como un indicador clave a la hora de tener una foto en un momento específico de la situación de su departamento y/o empresa  y cual es su evolución a lo largo del tiempo.

Personalmente considero que este indicador, junto a otros muchos, como el que nos ofrece: realizar una encuesta de clima,  conocer el índice de rotación del personal, el índice de personas que han promocionado,…etc., ayudan a medir la “salud” de tu empresa y por consiguiente muchas veces tu papel como líder.

El ambiente, la cultura y la organización de las tareas en el lugar de trabajo, tienen una importante relevancia en que los trabajadores se sientan motivados o por el contrario estresados.

Después de algunos años trabajando en diferentes unidades de negocios, he llegado a varias conclusiones y son que para mí los entornos que favorecen la salud laboral y con menores índices de absentismo, tienen tres características en común:

1.- Los trabajadores tienen un alto nivel de autonomía sobre sus tareas y actividades. Se promueve el desarrollo de las personas, se les hace participes de proyectos y del desarrollo de la empresa a la que pertenecen. Por ejemplo realizando reuniones donde se invitan a personas que habitualmente no asisten a las reuniones de dirección para que conozcan de primera mano la estrategia y decisiones del comité de dirección, se les propone asumir nuevos proyectos en los que el principal responsable sigue siendo el manager pero este delega en ellos y les ayuda para crecer profesionalmente, …etc.

2.- Mucho apoyo social por parte del resto de la organización. El trabajo en equipo en estas organizaciones no es un sueño, es una realidad y esta realidad se transforma en mejores resultados como consecuencia de un mayor compromiso y confianza de todos en su puesto y en la organización para la que trabajan y por supuesto su manager.

3.- Los empleados sienten que su contribución y compromiso cuentan con el reconocimiento de sus superiores. Muchas veces ese reconocimiento no es necesario que sea económico, sino que muchas veces es suficiente con que el empleado perciba que es escuchado, apoyado, tenido en cuenta,…etc. Existen muchas formas de reconocer a nuestros equipos, al margen del tema económico.

Cuando en una empresa no se dan las circunstancias anteriormente señaladas y aunque evidentemente pueden existir otros muchos factores, que favorezcan que puntualmente o históricamente tengamos un elevado índice de absentismo, en algunas empresas respecto a otras del mismo sector o la media de este, muchas veces lo que se esconde detrás de estas cifras es una mala gestión por parte de la dirección.

En cualquier caso, si  tu empresa tiene un índice alto de absentismo, tranquilo, siempre existen opciones para mejorar este ratio. ¿Te gustaría saber cómo?.  Pues entonces te animo, a que sigas leyendo y descubras cuáles son las claves que te ayudarán a conseguir ser una empresa «saludable«:

1º.- Mejora la autonomía del empleado; es decir el grado de libertad en el trabajo personal, ya que esto juega un papel muy importante en el sentimiento de un trabajador de sentirse apoyado, en cuanto a salud.

2º.- Otro punto clave es que la estrategia de la empresa, se comunique de forma transparente y predecible, ya que esto impacta en el sentimiento de seguridad en el puesto y por consiguiente acaba afectando al sentimiento de pertenencia e indirectamente a que los índices de absentismo derivados de este punto mejoren.

3º.- A la hora de mejorar los ratios de absentismo, es importante como mando, fortalecer las habilidades de tus colaboradores para abordar tareas, exigencias y situaciones de estrés. Es por ello que la formación sin duda es un aspecto muy importante y debe ser tenido en cuenta por los managers.

4º.- Otra forma de mejorar los resultados consiste en ajustar el trabajo de cada colaborador a su perfil, es decir sobre la base de sus habilidades y capacidades. Si esto no es así y además no hay una formación acorde a las necesidades, el estrés, surge por exigencia excesiva o agotamiento y muchas veces acaba en enfermedades e incluso accidentes, que conllevan la baja del empleado.

5º.- Confía en los programas de salud de la empresa (posturas ergonómicas, conducción segura, técnicas de relajación, ejercicios para la espalda, gestión de estrés y del tiempo,…etc.) y promueve la participación en ellos activamente, secundando como siempre, con el ejemplo.

6º.- Respeta la vida privada al final de la jornada. Todos somos personas y más allá del trabajo, todos tenemos familia. No desconectar del trabajo o tener una vida desequilibrada (yo-familia-trabajo), acaba repercutiendo negativamente en la productividad y aumentando los niveles de: estrés, dolores de cabeza, desconcentración, insomnio,…etc.

7º.- Se un modelo a seguir. No pierdas los nervios y mantén la calma, de esta forma evitarás transmitir al resto de trabajadores la tensión y los nervios que tu tengas.

8º.- Busca siempre el trabajo en equipo. Un buen equipo, en el que los empleados se ayudan mutuamente en el día, hace más llevadero el día a día en el trabajo. Por lo tanto fomenta la cooperación entre tus empleados, recompensa la colaboración más que incluso la competición, fomenta eventos sociales fuera del trabajo, para que estos se conozcan más si cabe, utiliza la figura del mentor/coach si existe en tu empresa, para ayudar a tus colaboradores nuevos, o con dificultades a la hora de conseguir sus objetivos profesionales,…etc.

9º.- Genera una cultura del respeto. En líneas generales los trabajadores que se sienten apreciados y respetados por su desempeño y compromiso suelen estar menos estresados y más sanos. El dedicar tiempo a hablar con tus colaboradores, por ejemplo a través de la realización de un desayuno semanal (a mi me funciona especialmente muy bien), te ayudará a que perciban en ti que hay interés en su persona, obtendrás confianza y energía para su trabajo, al margen de mejorar la vías de comunicación de toda la organización con la dirección y porque no ideas/opiniones para mejorar el negocio. El tiempo que inviertes en este tipo de acciones es muy potente y muchos managers lo minusvaloran. Evidentemente hay factores extrínsecos también, muchas veces que son fundamentales, como son por ejemplo: un salario justo y las políticas de RR.HH. de la Compañía, en las que se respeten a modo de ejemplo la igualdad por razones de sexo, edad, religión,…etc.

10º.- Asigna tareas pero acordes a la matriz de urgente e importante. Si lo haces correctamente y las actividades se planifican con tiempo suficiente y con mayor libertad de acción, al margen de unos mejores resultados, conseguirás que disminuya la ansiedad, el estrés, que en el peor de los casos acaba generando enfermedades y un incremento del absentismo en el puesto de trabajo.

11º.- Sé lo que llamamos en coaching un Líder Base, es decir pon retos a tus empleados pero asegúrate de que hay una «red de seguridad«. No basta con poner objetivos y ya está. Estos deberían de incluir; con qué recursos va a contar el trabajador y en caso de que las cosas no salgan como uno espera, que puede hacer el trabajador.

12º.- Establece tiempos de desconexión, por ejemplo cerrando la puerta de la oficina durante una hora, para poder centrarnos y no ser molestados y de esa forma poder abordar las tareas más complejas o estratégicas de mi departamento o empresa.

13º.- Estate siempre accesible para tu equipo y máxime en situaciones de mucho estrés, cambios, nuevas prioridades,…etc. Tu equipo tiene que percibir que el barco tiene capitán y que este no navega sin rumbo.

14º.- Crea una oficina saludable. Espacios de relax donde la gente pueda desconectar, una sala de descanso bien equipada o por ejemplo salir de la oficina a la hora de comer y en lugar de ir al mismo sitio de siempre con tu equipo, ir a comer a un sitio que te permita a ti y tu equipo recargar energía y desconectar. Los que vivimos cerca del mar, tenemos una magnífica oportunidad.

15º- Reduce la gran cantidad de emails que recibes. Es una fuente de improductividad y de información. Este es un tema, en el que muchas veces no puedes hacer nada, sino se aborda a nivel de Cía. La persona que manda un correo debería realizarse preguntas como: ¿Necesita esa persona estar realmente en copia en esto?. ¿Realmente es un tema importante?. Lo mismo ocurre con las reuniones/multiconferencias que son en ocasiones una pérdida de tiempo. ¿Cuál es la agenda?. ¿Es realmente relevante para mí?. ¿O es un tema para un colaborador mío?. En cualquiera de los dos casos, son una fuente de improductividad mal gestionada, que provoca tensión, ansiedad, nervios por el trabajo que queda pendiente por realizar, improductividad y a la larga enfermedades.

16º.- Aborda los conflictos y no los escondas en el cajón de tu oficina. Aunque parezca que nadie lo descubrirá y que el problema podría solucionarse, la experiencia indica que al final tienden a enquistarse y a explotar cuando uno menos se lo espera y además con resultados ciertamente desagradables para todos.

17.- Se sinceró, abierto, honrado y transparente a la hora de comunicar. No hay nada peor que enterarte por ejemplo de un despido de un compañero por un rumor y no directamente por tu manager. Se accesible y admite diferentes puntos de vista a tu opinión.

18º.- Dedica tiempo a tu equipo. A mayor número de charlas menor número de problemas. Personalmente cuando veo que un empleado o un miembro del comité de empresa, está reunido con el responsable de recursos humanos de la empresa en un despacho, siempre veo que tras esa puerta se está gestando una nueva oportunidad de mejorar la confianza y por consiguiente los resultados. Lo mismo pasa cuando tu equipo siente la confianza en ti como manager, de que puede tratar cualquier tema profesional relevante con respeto e interés sincero de escucha por tu parte.

19º.- El presentismo. Muchos trabajadores están físicamente presentes, porque temen perder la seguridad de su puesto de trabajo, no defraudar a mandos, objetivos de desempeño, falta de personal, pero sin embargo con esta práctica a la larga no consiguen plena eficiencia. Su productividad desciende con el tiempo, cometen más errores y pueden ocurrir accidentes como consecuencia de una falta de concentración.

20º.- Y sin duda para cerrar esta lista e imprescindible para mí sería: lidera a tu equipo sin prejuicios, sin etiquetas, desde la visión pura y objetiva de que ellos son los mejores profesionales que existen, al menos mientras pertenezcan a tu equipo y que tu estas allí para ayudarles a dar lo mejor de sí mismos. Lo cual implica que tu percepción hacia ellos cambie y en lugar de verlos como un «medio» para conseguir tus objetivos, verlos como «personas» con corazón y sentimientos, dispuestas a ayudarte también a ti a alcanzar tus objetivos empresariales.

Es probable que existan otras acciones que ayuden a reducir los índices de absentismo en la empresa, pero a mí particularmente estas, me parecen que desde la posición tuya como manager, son la base para transformar cualquier organización, en una empresa como señalábamos al principio del artículo en  «saludable«.

Confío en que te haya sido de utilidad este post y que puedas escribirme y darme tu opinión al respecto a info@blogcoachjgd.com. Muchas gracias por seguirme y nos vemos pronto en el siguiente artículo.

Javier Giménez Divieso acompaña a Profesionales, Empresas y Equipos a mejorar sus resultados, a través de la Formación, Mentoring y el Desarrollo Personal. Directivo senior con veinte años de experiencia en diferentes unidades de negocio nacionales, es además Formador, Mentor, Conferenciante y Coach Ejecutivo y Equipos certificado por ICF. Más información en www.blogcoachjgd.com.

También puedes leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *