QUERIDA RED SOCIAL, ¿TOMAMOS UN CAFÉ?.

Hola compañeros;

Empezamos Septiembre con un nuevo post, en el que me gustaría hablaros de una de las principales utilidades que tienen las redes sociales y que muchas veces pasa desapercibida. Es probable que a estas alturas, donde las redes sociales están muy extendidas, creáis que queda poco por descubrir o hacer en este sentido, pero sin embargo y sobre la base de mi propia experiencia, me gustaría hablaros de una función que cumplen las redes sociales, que te hará crecer como persona y como profesional.

Habitualmente cuando uno se conecta a las redes sociales da igual si es LinkedIn, Facebook, Twitter,… y lo que descubre son básicamente: frases motivadoras, noticias de prensa, videos y fotografías personales y profesionales, campañas de employer branding, ofertas de empleo, personas trabajando su marca personal, chorradas varias y por supuesto algunos como yo que también escribimos artículos en nuestro blog o en las redes sociales. Efectivamente todo esto está muy bien, pero si no hacemos nada más y vivimos las redes sociales a distancia, de forma pasiva, creo que no estamos sacándole todas las ventajas y oportunidades que tiene contactar con otras personas y profesionales y que nos ofrecen las redes sociales.

A veces uno puede tener la sensación de que las RRSS, son de todo menos «sociales» ya que a veces uno escribe y la otra persona no responde, donde hay personas que hacen la guerra por su cuenta, otros que cuentan sus batallitas pero sin escuchar al otro, donde hay descalificaciones, …etc..

¿Qué quiero decir con esto?. Quiero decir que las redes sociales, son para mí también la excusa o el vehículo para conocer a alguien mucho más en profundidad y quién sabe si en un futuro podáis colaborar o no profesionalmente o simplemente surja una bonita amistad con esa persona a la que conociste a través de una red social y que mejor que hacerlo que bajo la excusa de: ¿tomamos un café?.

Y en tú caso; ¿cómo estas utilizando las redes sociales?. No sé si os pasa lo mismo pero en numerosas ocasiones, demasiadas diría yo (es de las cosas que peor llevo en redes sociales), uno recibe un correo o una invitación para ser amigos, contactos,…etc. por parte de otra persona y tú entiendes que aunque esa persona quizás no la conoces con anterioridad, si te ha enviado una invitación será por algo. Lo chocante de todo esto, es que cuando aceptas su invitación y le respondes e incluso te muestras disponible para tomar un café, nunca responden, como si se los hubiera tragado la tierra de repente. Y yo me pregunto, si me has enviado una invitación, ¿para qué?.

El para qué es una pregunta que utilizamos habitualmente en coaching y que marca una dirección y un fin. Creo que es importante que cada vez que hacemos algo en redes sociales tengamos en mente ese para que, ya que de lo contrario es probable que estemos desperdiciando uno de los recursos más importantes que todos tenemos, nuestro tiempo y el de los demás. Es probable que la respuesta de ese para que, sea para tener muchos contactos y así poder hacer luego una campaña de mailing, para ser influencer, para incrementar mi ego,…etc. Pero esto en mi opinión, es matar moscas a cañonazos, la probabilidad de que alguien te compre tu producto simplemente porque le mandes un correo hablándole de las lindezas y ventajas del mismo, es muy muy baja. Todavía hay empresas y profesionales que siguen haciéndolo, pero realmente si quieres ser efectivo olvídate, no es la mejor estrategia.

Para mí creo que las redes sociales son una magnífica forma de conocer a otras personas, con las que compartes quizás profesión, valores, ideas, hobbies,…etc. y construir algo juntos; quizás una amistad, un proyecto profesional o ambas cosas. Particularmente es algo que vengo realizando desde hace años con muy buenos resultados, no solo desde el punto de vista profesional sino también personalmente, he conocido y sigo conociendo a fantásticas personas, que han aparecido en mi vida y que de otra forma no hubiera sido posible y a las que estoy muy agradecido por haber aceptado en su momento mi invitación. Gracias por vuestra confianza!.

A modo de ejemplo, la semana pasada quedé con algunas personas a las que conocí a través de la red profesional LinkedIn y debo deciros que la experiencia fue extraordinaria. Muchas veces la gente utiliza las redes sociales para darse a conocer, hacer marketing, conseguir clientes, marca personal,…etc., pero yo soy de los que opina que si no hay relación no puede haber confianza y la confianza se genera a través del contacto, como puede ser por ejemplo quedar a tomar un café.

La confianza es un juicio, que provoca un contexto emocional y que está en la mirada, las gafas con las que se mira. Además tenemos que tener en cuenta que esta tiene un efecto boomerang, así que:

«Recuerda siempre, siempre, para recibir primero hay que dar».

Todavía existen muchas personas que te piden solicitud de amistad ya sea por Facebook o ser contactos tuyos a través de LinkedIn e inmediatamente sin apenas intercambiar ni un solo saludo, te mandan un correo vendiéndote algo, solicitándote una recomendación para añadir a su perfil sin conocerlo, o que le indiques a su web un me gusta. ¿Pero que estamos haciendo?. ¿Nos hemos vuelto locos?. Queridos amigos debéis saber que esto no sirve para nada es inútil, hoy en día hay muchas empresas que se dedican a generar likes, recomendar,….etc. pero el valor sigue estando en cómo es uno, si luego tu imagen real no coincide con tu imagen virtual, se te va a ver el plumero y te aseguro que profesionalmente vas a quedar muy mal parado. Ser auténtico para mí es un valor al alza, ¿ y para tí?.

Si bien las redes sociales son el medio para conectar con otras personas, las verdaderas amistades se consiguen luego en la vida real, interaccionando, hablando, quedando, conociendo a la persona que está frente a ti.

Como os  decía al comienzo de mi post, esta semana quedé a la hora de desayunar con varias personas para tomar un café y charlar durante algunos minutos. La conclusión siempre fue la misma, que maravilla de tiempo invertido y que sinfín de oportunidades nos dan las redes sociales si sabemos gestionarlas. Uno puede tomar un café solo o hacerlo en compañía, la decisión es tuya y estoy seguro que tomas café o algo parecido todos los días, ¿porque no hacerlo con alguien que querrías conocer?. Hace tiempo leí un libro que hablaba de no comer nunca uno solo y de aprovechar cualquier momento del día para hacer networking y conocer a otras personas y creo que es totalmente acertado, sin duda fue un antes y un después en mi forma de gestionar las relaciones sociales.

«El problema no son las redes sociales, sino el uso que hacemos de las mismas».

Soy de las personas que cree en la colaboración frente a la competición y cada vez que he quedado con alguien a tomar un café y conocernos personalmente siempre ha sido en este sentido. La pregunta que deberíamos hacernos cuando conocemos a alguien es: ¿en qué te puedo ayudar?. Pensar en cuantas personas os encontráis en vuestra vida que os digan esto con sinceridad y si os las encontrarais que pensaríais de esas personas. Verdad que serían la clase de relaciones que a uno le gustaría conservar. Pues efectivamente de eso se trata, de separar el grano de la paja, de ser auténticos, diferentes y la clase de personas que uno quisiera tener a su lado como amigo o como socio laboral da igual.

Muchas veces hemos hablado de la formación y de la regla 70-20-10, que se traduce en que la formación es consecuencia de tres opciones:

  • 70% Experiencia: Aprendemos a través de la experiencia.
  • 20% Interacciones sociales: Aprendemos a través de otros.
  • 10% Educación: Aprendemos mediante cursos y programas.

Estos encuentros fuera de las redes sociales, estarían dentro del 20% que denominamos «interacciones sociales» que permiten aprender y desarrollarse a través de otros. Habitualmente dentro de este 20% tenemos las siguientes opciones:

    • Buscar consejo, pedir opiniones.
    • Interacción en equipos y redes de trabajo.
    • Comunidades de práctica.
    • Desarrollar contactos internos y externos.
    • Coaching de compañeros de igual rango.
    • Feedback.
    • Participar en asociaciones profesionales o del sector.
    • Y como no utilizar las RRSS!

Así que si tú eres de las personas que dan ese paso y aceptas la invitación de alguien para tomar un café y conoceros, enhorabuena quiero que sepas que formas parte de un grupo muy especial y reducido de personas que hace que sin duda invertir tiempo en las redes sociales merezca la pena. No obstante para que tu encuentro sea fructífero y puedas conseguir buenos resultados, creo que es importante recordarte una competencia a mi entender fundamental que es la de saber escuchar. Saber escuchar te ayudará a construir mejores relaciones y ganarte el afecto de la otra persona. No se trata tanto de que hables y hables, sino de que escuches y descubrirás que ambos tenéis muchas opciones de hacer cosas juntos y ya no solo con esa persona sino con los contactos que esa persona tiene, vivimos en una red social…

@Alex López López uno de los Top influencers Social Selling, nos recuerda habitualmente el poder que tienen las redes sociales si sabemos utilizarlas y que estas son un medio extraordinario para contactar con potenciales clientes. Ahora bien; ¿qué creéis que hacen los buenos comerciales cuando quedan físicamente con su cliente, después de utilizar las redes sociales para conocer más sobre el cliente, empresa,…etc.?. Los buenos comerciales no te venden, te escuchan, se interesan por ti, tratan de descubrir de qué forma pueden ayudarte y cuando lo descubren entonces hablan  y te sorprenden.

«Los humanos tenemos dos orejas y una boca para escuchar el doble de lo que hablamos».

Así que ya sabéis si queréis sacar más partido a vuestras redes sociales, interactúa no solo ofreciendo información de calidad en las redes sociales para mejorar tu SSI,  sino también tomando un café con aquella persona que desees, te aseguro que habrá merecido la pena.

Este post está dedicado a todas las personas que sois contactos míos y con las que he tenido la oportunidad de poder conversar y conocer en persona. Muchas gracias por aceptar mi invitación y por vuestra disposición a conocernos, me siento afortunado de teneros entre mi grupo reducido de personas muy especiales. Al resto simplemente recordar, si recibís una invitación de alguien o mía para tomar un café y conoceros, mi consejo siempre es el mismo: elimina los prejuicios, busca el momento y acéptala, hay sin duda muchas personas que merece la pena conocer ya que uno nunca sabe dónde va encontrar esa oportunidad que quizás está buscando a través de las redes sociales. ¿Tomamos un café?.

Javier Giménez Divieso acompaña a Profesionales, Empresas y Equipos a mejorar sus resultados, a través de la Formación, Mentoring y el Desarrollo Personal.

Directivo senior con veinte años de experiencia en diferentes unidades de negocio nacionales, es además Formador, Mentor, Conferenciante, Coach Ejecutivo y Equipos certificado por ICF, acreditado con la Certificación Internacional  TheSociety of NLP de EE.UU y el Dr. Richard Bandler, cocreador de la Programación Neurolingüística y con formación en Hipnosis Ericksoniana.

Asociado y/o Colaborador en las siguientes organizaciones y/o empresas: AEMME (Asociación Española Multisectorial de Microempresas), CEEI Elche (Centro Europeo de Empresas Innovadoras de Elche), Universidad de Alicante, Networkeando, Plataforma Unidos 8 de Marzo, Youth Business Spain e Instituto Europeo de Coaching.

Más información en www.blogcoachjgd.com.

 

 

 

También puedes leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *