Y TÚ QUE HACES: ¿DELEGAS O PASAS MARRONES?.

En las empresas es muy habitual escuchar el término delegar, ahora bien otra cosa bien distinta es que realmente se delegue y que los jefes que lo hacen lo hagan correctamente. Si preguntáramos a los managers de una organización si delegan, casi con toda probabilidad te dirían que sí, pero si hiciéramos la misma pregunta a su equipo ¿pensarían lo mismo?. Por desgracia confundimos muchas veces delegar, con lo que se conoce como “pasarle el marrón a otro”.

Recuerdo que cuando empecé a trabajar, deseaba que mis superiores delegaran en mi más responsabilidad, para poder aprender cosas nuevas, sentirme parte importante del equipo, demostrar que era capaz de asumir nuevas responsabilidades, poder crecer en la empresa, etc. Sin embargo muchos de ellos no sabían delegar,  lo que delegaban era el trabajo que ellos no querían hacer, no existía supervisión alguna, menos todavía apoyo y colaboración y además cuando había algún error o problema por supuesto la responsabilidad era del nuevo, que era todo menos inteligente… Entonces escuchabas la típica frase de: “está visto que yo lo tengo que hacer todo, porque tal persona (equipo),  no sabe hacer nada”. ¿Te suena esta frase?.

Pues bien, antes de ver que veamos como es el proceso correcto de delegación, me gustaría comentar porque es importante delegar.

¿Qué beneficios tiene delegar?.

Delegar tiene muchos beneficios, en primer lugar a ti te permite liberarte de trabajo muchas veces operativo y menos importante y así tener más tiempo para poder enfocarte en la parte más estratégica del negocio.

Los jefes que no delegan y quieren acapararlo todo para sentirse importantes (cuanto daño hace el ego en las organizaciones), no se dan cuenta que con esta decisión acaban de excavar su propia tumba (y la de sus empleados), ya que están tan inmersos en el cortoplacismo y se pierden en la parte táctica, que son incapaces de diseñar un futuro y una estrategia sostenible a medio/largo plazo para su empresa.

Me gustaría recordaros además que  delegar ayuda a crear líderes en tu empresa. En mi amplia experiencia gestionando y dirigiendo equipos, me he  encontrado con algunos mandos que ven en el acto de delegar una pérdida de tiempo. Nada más lejos de la realidad. Delegar en tu equipo lo que te va a permitir, entre otros muchos aspectos, es dedicar más tiempo a la estrategia como señalábamos anteriormente, tener un equipo más maduro y a su vez preparar nuevos líderes en tu empresa que estén dispuestos a competir junto a ti.  Creo que no es necesario recordarte, que una de las claves para lograr metas extraordinarias es trabajar en equipo. Ya que solo con la ayuda de otras personas se puede llegar lejos y  que cuanto mejor estén preparados nuestros colaboradores, más sencillo resultará el camino al éxito.

Además no olvidemos tampoco que al delegar, estas contribuyendo a que ellos se sientan importantes y queridos, aspecto fundamental para incrementar el compromiso de tu equipo contigo y a la vez contribuyes a mejorar la fidelización del talento en tu empresa.

¿Cómo puedo garantizar que delego eficientemente con éxito, como mando (líder)?.

Los pasos a la hora de delegar son tres; elección, comunicación y consideración. Veamos que incluye cada uno de estos pasos.

  1. En la elección necesitamos elegir a la mejor persona y además confianza en el sentido de dar a la persona en la que has delegado una oportunidad para hacer el trabajo de otra forma.
  2. En la comunicación es necesario asignar tareas e instrucciones claras. Una vez establecida la tarea definida, establecemos una fecha para completarla y un sistema de seguimiento. Por último en esta fase es importante dar crédito públicamente y por escrito. Recordar lo que siempre digo que echo en falta en las empresas y en los equipos, de apreciar y celebrar tanto en privado como en publico.
  3. La última fase es la de la consideración, es decir tenemos que recordar que cuando delegamos, delegamos responsabilidad y autoridad. Y uno de los errores a tener en cuenta, es evitar revertir lo que se ha delegado, por como influye en la moral y en la confianza de la persona en cuestión.

Delegar es una herramienta clave para los directivos hoy en día y para las empresas que quieran seguir creciendo. Pero recuerda delegar no acaba aquí, es importante dar feedback al colaborador de cómo lo ha hecho en la tarea delegada. El feedback, otra herramienta directiva que es fundamental saber manejar y que te invito a descubrir leyendo mi anterior artículo aquí, si todavía no lo hiciste.

Y tú (o tu empresa); ¿delegas habitualmente? ¿A qué problemas te enfrentas?. Cuéntame tu situación particular y estaré encantando de ayudarte si así lo deseas.

Javier Giménez Divieso acompaña a Profesionales, Empresas y Equipos a mejorar sus resultados, a través de la Formación, Mentoring y el Desarrollo Personal.

Directivo senior con veinte años de experiencia en diferentes unidades de negocio nacionales, es además Formador, Mentor, Conferenciante, Coach Ejecutivo y Equipos certificado por ICF, acreditado con la Certificación Internacional  TheSociety of NLP de EE.UU y el Dr. Richard Bandler, cocreador de la Programación Neurolingüística y con formación en Hipnosis Ericksoniana.

Asociaciones y Colaboraciones (ellos ya me conocen): Makro, Universidad Jaime I (Castellón), Universidad Miguel Hernández (Elche), Universidad de Alicante, Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Asociación Española Multisectorial de Microempresas (AEMME), Plataforma Unidos 8 Marzo, Centro Europeo de Empresas e Innovación Elche (CEEI Elche),Youth Business Spain e IOR Consulting.

Más información en www.blogcoachjgd.com.

 

También puedes leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *