LA HUMILDAD.

Hola compañer@s!

En el artículo de este mes me gustaría hablaros de la humildad. Creo que es uno de los valores más apreciados por las personas y especialmente si además tienes la fortuna de liderar personas, se vuelve imprescindible desde mi punto de vista. ¿Qué opináis?.

Pero antes veamos etimológicamente que significa el término humildad. Humildad deriva del latín y tiene varias acepciones. Por una lado virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades. También como «bajeza de nacimiento» y como sumisión, se aplica a la persona que tiene la capacidad de restar importancia a los propios logros y virtudes y de reconocer sus defectos y errores. Pero también se traduce como bajo o de la tierra y de ahí, muchas veces lo que se suele decir de la importancia de tener los pies en el suelo, porque de lo contrario la caída puede ser mayúscula.

Este valor no obstante a mi entender muchas veces pasa desapercibido y no se le da la importancia que a mi entender tiene, pero sin embargo hace que las personas que poseen esa cualidad generen una especie de atracción y/o magnetismo sobre el resto y que sean personas queridas y a las que queremos tener siempre a nuestro lado. ¿No te parece?.

La humildad es el valor que te abrirá muchas puertas en la vida, mientras que por el contrario la arrogancia te las cerrara. Las personas arrogantes son aquellas que se creen capaces de todo por sí mismas, piensen que están por encima de los demás y desprecian a quienes consideran que están por debajo de ellas. Estas suelen acabar debido a su comportamiento muchas veces solas o rodeadas de otras como ellas (para desgracia de ambas). Suelen ser personas que no escuchan y su conversación se limita a hablar al respecto sus propios éxitos y lo buenos(as) que son, cuando no intentan además hacerte sentir inferior (tienen un ego que no les cabe).

Por ello mi consejo para todas las personas que quiero, sería sin duda alguna que sean humildes. Es probable que tengas más estudios, más propiedades, un mejor coche, ropa exclusiva de marca, más dinero, un mejor puesto, … pero eso no te hace ser mejor persona. S


Ser humilde te hace ser mejor persona, te hace valorar las cosas y también a las personas no solo por lo que tienen sino por lo que son.

Los valores como la humildad, se adquieren libremente, más por imitación que por prescripción y ahí los adultos tenemos una gran responsabilidad con los niños, puesto que estos se transmiten a los niños durante su infancia, aspectos que les acompañaran el resto de sus vidas. Recuerdo que desde pequeño mi familia siempre me inculcó aspectos como: el valor de las cosas, el esfuerzo y el trabajo, la familia, el amor y la humildad. Venir de una familia humilde y sin estudios, a veces también tiene sus ventajas; te ayuda a valorar el significado de las cosas mucho mas.

Estos días me ha venido a la mente mucho más si cabe este valor, especialmente desde la intervención de unos mineros, en una operación de rescate por todos conocida. Numerosos medios públicos hablaron en ese momento de que estas personas eran héroes y que aun siéndolo para muchas personas lo que más destacaba en ellos era sin duda su humildad. No querían ser protagonistas, simplemente hacían lo que ellos consideraban su obligación, nada más.

Como os decía hubo una época en la que se asociaba el ser humilde, con una cuestión peyorativa, probablemente fruto de prejuicios pero creo que los tiempos han cambiado y hoy en día ser humilde es una fortaleza para la persona que la posee.

Sé muy bien de lo que hablo puesto que mis dos cuñados y mi suegro ambos son mineros y debo confesaros que si hay una cualidad que destacaría de ellos es su humildad. El mostrarse como una persona cercana y sencilla, les hace ser mejores personas. Cuando estas al lado de una persona humilde, si eres lo suficientemente inteligente y la escuchas, te darás cuenta del conocimiento y la experiencia que tienen muchas de ellas, y sin embargo no necesitan proclamar a los cuatro vientos lo fantásticos que son.

Particularmente creo que lo que ayuda a ser humilde, es recordar de dónde venimos (y donde vamos tod@s) para evitar que los éxitos se nos suban a la cabeza y nos convirtamos en una persona engreída, pedante, a la que nadie quiere a su lado salvo los aduladores, pelotas y otros manipuladores que probablemente quieran algo de ti.


Nunca dejes de ser agradecido y buena persona, la vida da muchas vueltas y uno nunca sabe dónde acabará.

Y tú, ¿te consideras una persona humilde?. Muchas veces nosotros no identificamos nuestras propias cualidades humanas, pero si la gente que te rodea. También ocurre que a veces los valores nuestros, se ven en aquellas cosas que no nos gustan de los demás y que nos reafirman en ese valor que desconocíamos que teníamos. Cuando doy una formación muchas veces me gusta hablar de valores y de la importancia que tienen estos en el carácter de cada uno y por consiguiente en el poder de influencia en las personas que nos rodean. El ejemplo que utilizo es que piensen en aquel jefe, familiar, amigo, etc.,  que más nos ha marcado y el porqué. Es probable que en esa lista aparezca el nombre de alguna persona cuya característica más destacada para ti sea la humildad, una señal de que este es también un valor tuyo.

Hay una frase que dice “Cada vez que subas un escalón de triunfo, sube dos de humildad” yo añadiría y si puedes rodéate de personas buenas y humildes que te recuerden esto cada vez que subas. Yo tengo la fortuna de tener a mi alrededor grandes personas, una de ellas sin duda mi mujer una persona también humilde, que siempre está ahí para recordarme la importancia de tener los pies en el suelo y de dónde vengo. ¿Y tú tienes a alguien?.

Espero que este post te haya gustado y te haya también servido para recordar la importancia de este valor en la vida y en el trabajo, especialmente como decía al principio del artículo si tienes la suerte de gestionar y dirigir personas.

¡Gracias y hasta pronto!

Javier Giménez Divieso acompaña a Profesionales, Empresas y Equipos a mejorar sus resultados, a través de la Formación, Mentoring y el Desarrollo Personal. Directivo senior con veinte años de experiencia en diferentes unidades de negocio nacionales, es además Formador, Mentor, Conferenciante, Coach Ejecutivo y Equipos certificado por ICF, acreditado con la CertificaciónInternacional TheSociety of NLP de EE.UU y el Dr. Richard Bandler, cocreador de la Programación Neurolingüística y con formación en Hipnosis Ericksoniana.

Asociaciones y Colaboraciones (ellos ya me conocen): Makro, Universidad Jaime I (Castellón), Universidad Miguel Hernández (Elche), Universidad de Alicante, Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Asociación Española Multisectorial de Microempresas (AEMME), Plataforma Unidos 8 Marzo, Centro Europeo de Empresas e Innovación Elche (CEEI Elche),Youth Business Spain e IOR Consulting.

Más información en www.blogcoachjgd.com.


También puedes leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *